De allá donde vengo (vals)

hoy siento nostalgias
que me acercan al pasado.
imágenes que veo
a mi mente regresar;
son los recuerdos viejos
que no mueren con los años
de aquel lindo pueblito
tan difícil de olvidar.

La nieve que caía
eterna por las calles frías,
los viernes a la noche
qué dichosa realidad;
rodeábamos la mesa
y con cantos y alegría
sentíamos la dicha
de vivir todos en paz.

De allá donde vengo quisiera
quisiera volver otra vez,
de nuevo a mi lindo pueblito
de nuevo a gozar con aquel ayer;
de nuevo esos lejanos días
que me dio la infancia,
que sigo añorando
que sigo soñando,
con todo el paisaje
que me vio nacer;
y juro,
por lo que más quiero
por lo que más amo,
te estaré llorando
te estaré llevando
mientras tenga vida
en todo mi ser.

Pero la guerra un día cruel
llegó con sus espantos.
Y el aire con el hambre
sin piedad se confundió;
dejamos aquel pueblo
que había sido nuestra vida,
tal vez lo más hermoso,
que el buen Dios nos regaló.

Ahora estoy viviendo
yo muy lejos de mi tierra,
con la ilusión eterna
que algún día volveré;
el pueblo ya no existe
hoy sólo queda en el recuerdo,
con sombras y fantasmas
de un tiempo que se fue.

De allá donde vengo quisiera
quisiera volver otra vez,
de nuevo a mi lindo pueblito
de nuevo a gozar con aquel ayer;
de nuevo esos lejanos días
que me dio la infancia,
que sigo añorando
que sigo soñando,
con todo el paisaje
que me vio nacer;
y juro,
por lo que más quiero
por lo que más amo,
te estaré llorando
te estaré llevando
mientras tenga vida
en todo mi ser.

Música: Jaime Wilensky
Letra: Gregorio Katz